En detalle

Recinto al aire libre para hurones: debes ser consciente de eso


Un recinto al aire libre para hurones es lo más cercano a una actitud apropiada para la especie. Aquí los pequeños bribones pueden desahogarse y mantener sus narices al aire libre. Sin embargo, hay algunas cosas importantes a tener en cuenta si desea mantener sus hurones fuera. Cada hurón necesita un refugio cálido y resistente a la intemperie en el recinto al aire libre - Shutterstock / Chipiko

Hay muchos puntos que son esenciales para una vida de hurón saludable, segura y feliz. Cuando se trata del recinto exterior para hurones, es importante contar con suficiente espacio, seguridad y protección, así como un mobiliario interior adecuado.

Un recinto exterior para hurones debe ofrecer suficiente espacio

En contraste con el servicio de limpieza de los hurones, lo siguiente se aplica al mantenimiento al aire libre: diez metros cuadrados de espacio para caminar puro para dos trastes son imprescindibles. Por cada animal adicional, debe agregar al menos dos metros cuadrados más. Además de la banda de rodadura pura, se debe planificar el espacio para los elementos importantes del interior, incluidos los dormitorios, las áreas de alimentación, los parques infantiles y las cuevas de peluche. La regla general para el recinto del hurón es: cuanto más espacio, mejor.

La seguridad es lo primero: el recinto para hurones antirrobo

Los hurones tienen muchos enemigos en la naturaleza, incluidos gatos, martas y aves rapaces. Por lo tanto, un recinto exterior para hurones debe estar diseñado para ser a prueba de ladrones para posibles depredadores. Se debe conectar un cable de malla cerrada (!) Alrededor del gabinete. El alambre de conejo normal es demasiado inseguro: donde cabe la cabeza de un hurón, el resto del cuerpo también cabe. El alambre de pajarera galvanizado en caliente es ideal, por ejemplo, que los pequeños animales inteligentes no pueden doblar. También es importante que todo esté apretado desde arriba para mantener alejados a los gatos y aves rapaces, pero también para evitar que los hurones acrobáticos se escapen.

Los bordes del recinto deben reforzarse con madera o piedra para mayor seguridad. Los hurones pueden cavar fácilmente a 60 centímetros de profundidad, por lo que es aconsejable una barrera grave hecha de alambre de paja subterránea, no solo para evitar brotes sino también para evitar que entren depredadores. Aún mejor es una base hecha de material sólido como el hormigón. Alternativamente, puede usar losas de madera maciza o piedra como piso para el recinto exterior. La ventaja de un piso tan uniforme: puede limpiarlo fácilmente.

Haga que el recinto exterior para hurones sea resistente a la intemperie

Un recinto exterior para hurones debe ser resistente a la intemperie. Uno o más dormitorios aislados suficientemente grandes con un interior acogedor son imprescindibles. Los animales deben poder retirarse en cualquier momento para protegerse del viento y el clima. En general, los lindos animales de mapache se manejan mejor a bajas temperaturas que a altas. Las temperaturas de congelación generalmente no son un problema si hay un retiro cálido en el recinto. Sin embargo, las temperaturas de alrededor de 30 grados centígrados pueden ser peligrosas, ya que existe el riesgo de un golpe de calor. Por lo tanto, en verano, debe proporcionar a su hurón suficientes opciones de enfriamiento, como una pequeña piscina con agua y áreas sombreadas como cuevas frías.

Hurones como mascotas: información importante antes de comprar

Si desea mantener un hurón como mascota, no debe tomar esta decisión apresuradamente ...

Lugares de alimentación y oportunidades de juego

Si mantiene hurones afuera, debe proporcionarles alimentos y agua durante todo el año y reponerlos regularmente. Para hacer esto, configure áreas de alimentación en el recinto exterior. Consejo: Para mantener enjambres de moscas lejos de sus cuencos en verano, puede construir un refugio en el que se proporcionen alimentos y agua. Para hacer esto, tome una caja o caja, cuya entrada le proporcione un paño. Las moscas permanecen afuera y los hurones aprenden rápidamente que pueden deslizarse a través de la tela. En invierno es particularmente importante que el agua no se congele; por lo tanto, un lugar seguro y protegido para los cuencos es imprescindible. Cuencos calentados aseguran que el agua permanezca libre de hielo.

Por supuesto, los hurones en el recinto exterior también necesitan muchas opciones de juego. Proporcione cuevas y tuberías a través de las cuales los animales puedan cazar, así como oportunidades para escalar en forma de diferentes niveles y escaleras. ¡Por supuesto, todo esto también debería ser seguro para los duendes activos! Casi no hay límites para tu imaginación. Pídale a un especialista juguetes adecuados para hurones. Importante: no se olvide de burlarse personalmente de sus hurones: el empleo es importante y garantiza la felicidad de sus pequeños bribones.

Vídeo: Cómo hacer un terrario con materiales reciclados (Octubre 2020).