Información

Primeros auxilios para un perro con insolación


Una insolación puede poner en peligro la vida de su perro, por lo que las medidas de primeros auxilios correctas son extremadamente importantes. Lea aquí lo que debe hacer primero si su amigo de cuatro patas ha recibido demasiado sol. Una insolación puede ser peligrosa para el perro - Shutterstock / Ivonne Wierink

Una insolación puede manifestarse con varios síntomas, que incluyen respiración rápida y superficial, pulso acelerado, alteración de la conciencia y también pérdida de la conciencia. Los trastornos del equilibrio y los calambres también pueden indicar el cuadro clínico típico de verano. Los primeros auxilios pueden salvar la vida de su perro, porque en el peor de los casos una insolación puede ser fatal.

Primeros auxilios para insolación: sombras y fluidos

Si descubre que su amigo de cuatro patas ha estado expuesto al sol durante demasiado tiempo, es importante que lo proteja inmediatamente del sol y lo ponga a la sombra. Los primeros auxilios deben centrarse principalmente en enfriar a su amigo de cuatro patas sobrecalentado. Ofrécele agua para beber lo antes posible, pero no lo fuerces a entrar. También asegúrese de que no sea agua helada; la gran diferencia de temperatura solo haría que el cuerpo de su perro sea aún más difícil.

Emergencia en el perro: ¡Inmediatamente al veterinario!

Su perro está flácido, no está de buen humor y puede sentir dolor: pero cuando en realidad ...

Otras medidas para enfriar

Después de sacar al paciente del sol y proporcionarle líquido, es importante que enfríe a los perros afectados. Por ejemplo, coloque a su amigo de cuatro patas sobre una toalla húmeda y fría y coloque un paño húmedo sobre su cabeza. Advertencia: bajo ninguna circunstancia debe bañar al adorador del sol con agua o algo similar. Es mejor si humedece las patas con agua fría y luego baja con toallitas empapadas de agua en la parte superior de las piernas para enfriarlo aún más.

Idealmente, debe proporcionarle a su perro compresas frías instantáneas de enfriamiento automático, que deben ser una parte integral del caso de emergencia del perro, especialmente en verano. Incluso si ya ha manejado bien la insolación de su perro gracias a los primeros auxilios, debe acudir inmediatamente al veterinario para asegurarse de que su amigo de cuatro patas esté realmente bien nuevamente.

También te pueden interesar estos temas relacionados con la salud del perro:

Precaución golpe de calor: nunca deje al perro en el automóvil

Peligro en verano: prevenir el golpe de calor en el perro

Golpe de sol o golpe de calor en el perro: diferencia

0 comentarios Inicie sesión para comentar